5/6/16

Si no ardes



Y debo decir que confío plenamente en la casualidad 
de haberte conocido. Que nunca intentaré olvidarte, 
y que si lo hiciera, no lo conseguiría.

Rayuela
Julio Cortázar


Tres cero tres.
Doblando por Miraflores hacia Santo Domingo, aún se encuentra a pocas cuadras mi stencil favorito: “Quién es este tipo” reza la imagen acompañada de una figura masculina. 
Quién se iba a imaginar que él también lo vería. Sin ningún motivo, sin compartir mis gustos, mis afanes musicales, llamara su atención e incluso guardara su imagen para la posteridad.
Y es en eso que observando esa foto, fue cuando lo recordé.
El día pasó, siesta, amiga en la puerta y nubes de humo.
Nada más efímero que su recuerdo volvió a pasar frente a mí. Mientras conversábamos todo parecía dirigirse a él. Instaurado el tema y con la libertad de sentirme resuelta, lo recordé con cariño, recordé sus historias… una a una pasaban y se hacían incluso graciosas.
Sentadas afuera, viendo los autos pasar, el último recuerdo regreso: despidiéndose con una sonrisa y un beso en la frente, bromeando sobre su partida… me vi mirándolo  con ojos de amor e inundada de ese proyecto romántico que nunca fue.
-Ocho, ocho años después.
Y al terminar de pronunciar esas palabras, fue cuando deje de ver su rostro, ese que acabada de recordar. Ya no existe, ni tampoco existe esa yo.
-Ocho… dieciséis…
Sonaban en mi cabeza como un mar golpeando con sus olas la frágil orilla.
Los números, los malditos números que marcan la vida.
Los primeros tres bastante difícil se me hicieron. A los cinco,el fuego ya estaba consumido, pero seguía ardiéndome.
Los seis y siete pasaron sin notarlo, nunca volvió a serimportante hasta ahora.
-Ocho…
Me pregunte varias veces por qué llamaba mi atención, por qué tanto pensamiento. Hasta ahora, hasta este minuto que veo que todo es una singular coincidencia
Dicen que debe pasar un año, en las mejores condiciones, para que alguien pueda olvidar un amor.
Pero qué pasa con una pasión. Qué debe pasar para que se convierta en cenizas.
-Ocho…
Nuevamente retumba en mi cabeza  y me deja pegada a su eco, y es en esa misma introspección que encuentro la respuesta…
-Ocho, ocho años debieron pasar, para que el fuego apagado dejara de arder en mi piel y por fin ya no molestara.
¿Quién es este tipo?, Ahora simplemente no me lo pregunto
Ahora solo arde en mi piel la presencia de él, de los últimostres. 

14/5/15

En un segundo

Llenaste mi cuarto
De sonrisas y placeres
De aromas y melodías.

Cuántos besos en mis labios
Cuántas caricias pudo guardar mi cuerpo.

Tu silueta en mi puerta, en mi sombra, en mi memoria
Tu mirada iluminando nuestro camino, nuestro destino
Tus latidos alimentando mi pulso, mi sangre, mis suspiros.
Tu voz susurrando eternas palabras que atrapaba suavemente mi oído.

Mi piel erizada y perfumada
Mi cuerpo, mi alma, en un solo tono
Y mi esencia y mi goce y mi euforia
Se esconden en tus manos.

16/2/15

Bienvenido

Y llegaste, llegaste con un amanecer radiante y cálido, con una esperanza que ya había olvidado, con mil alegrías y caricias.

Llegaste y mi vida se llenó de sonrisas, de besos, de palabras y compañía.

Llegaste, con tu dulce y brillante mirada, con penas y fortunas, con melodías gratas y flotantes.

Llegaste y pareciera que siempre estuviste, que tu calor siempre fue para mí, que tus manos conocían cada centímetro de mi piel y que tus labios no conocen mejor refugio que mi cuerpo.

Llegaste y mi corazón nunca más dejo de latir tan fuerte y rápido.

Llegaste para iluminar mi mirada, para darle sentido a todo el camino recorrido, para hacer del presente un mejor tiempo, un mejor momento.

28/8/13

Riesgo

Con el mismo ímpetu de tiempos lejanos, mi piel tiembla y busca esa energía ajena, aromática y potente. Mi razón está dispuesta al abandono, a la inercia provocada por aquel fulgor impactante, por aquellos recuerdos no creados que alimentan la esperanza. La fantasía esta fresca, servida y humeante ante mis pasos espontáneos y rítmicos y me deshago entre sueños, entre figuras sin rostros que me esperan, que me inquieta conocer. Reír, sentir, esperar y disfrutar por ser como soy, por descubrir otra vez sensaciones nuevas, sensaciones de ayer, sensaciones de mañana.
Volver al amor otra vez.

10/7/13

11/6/13

Sin miedo

Ni escondido, ni olvidado, tu recuerdo esta en mí, en mi andar, risas y miradas perdidas de mañana. 
Hoy podría mirarte y no correr, solo mirarte tranquilamente, sin que mis latidos se aceleren o desboquen, simplemente esperaría a que te acerques y podamos recordar, sin nada más que nostalgia, nuestros pasos y locuras... honrando la inocencia que reinó en aquellos tiempos. 

2/6/13

Adicta

Rasguños, gritos y zumbidos
Rebobinando recuerdos, pegada al techo
Pastillas de colores y música para el insomnio
Demencia mañanera y lucidez tardía
Olores y sudores ahogados en un cuarto unipersonal
Raspando sensaciones que alivien la humedad. 
(21-01-10)

21/1/13

Instinto

¿Qué es lo que insta a un hombre a mentir?, quizás es la seguridad de que la realidad es como se ve, quizás es la forma que toman los hechos al convertirlos en fantasías... o tal vez es solo la poca claridad de los actos que guían sus pasos. No niego que he mentido, tampoco que muchas veces no entiendo por qué lo hago, pero sé y reconozco cuando la verdad no es la que gobierna mis palabras y acciones y tengo la valentía para aceptarlo.

Me pregunto ahora, qué pasa con quienes se convencen de lo falso, que están convencidos que son reales. Será un instinto primitivo, será el cable que impide que su vida se eleve (de tanto vacío) y no vuelva, o mejor dicho, será que son tan buenos mentirosos, que hasta ellos mismos creen en sus propias mentiras. Sinceramente creo que es solo la falta de conciencia, es solo un escape a la propia pobreza e inconsistencia humana.

20/1/13

Círculo de no virtud

Y si todo esto es para probar que no existe una segunda oportunidad? 
o que más que personas son las acciones las que determinan el futuro?
quizás, tal vez... no hay lugar en el camino para esto. 

29/12/12

Aun hay cosas que aprender


Y la aprendiz no superó al maestro, ni siquiera le hizo caso, mas cuanto daba cada paso, las lecciones iba recordando. Ecos de medianoche  susurran húmedamente en su cabeza, no grita pero golpea, no aparece pero esta presente, en los instantes fugaces, en los deslices, en los triunfos y llantos, en la intimidad y en la promiscuidad de sus pasos.


En vez de personas hay trofeos


Iba con pasos ligeros, con una sonrisa permanente. Sus anhelos fueron reconocimiento, gloria, éxito, entre sus pares exigentes, algo lapidarios. La amistad la concebía como un momento agradable, contar algunos problemas entre algunas copas, calles y música. Entre los suyos, los valores eran extraños y quizás ausentes. Cuando se encontró con ella, solo sonrió y no pensó en nada más que cumplir sus anhelos. Que importó lo demás, que importó a quien sobrepasar, sólo importó sumar otro punto, para demostrar en el juego, quien era más.


(No recuerdo la fecha exacta, pero debe haber sido escrito  hace más de 6 años)


13/12/12

Es cosa de estructura


Inamovible a tu dios. Ese dios hecho a tu semejanza. 
Creímos en la virtud, en la buena voluntad, en el triunfo de la normalidad. 

Años pudieron pasar. Lágrimas, sudores y caricias. 
Sin embargo a nuestros ojos seguiremos siendo una maldita dualidad. 
Una flamante herida y un exquisito deseo. 

Rescatado (23 de junio del 2010)


11/12/12

Esperanza

Cabizbajo, ido y herido, piensa en las mismas escenas una y otra vez,
recuerdos de tiempos dulces y amargos, añoranzas de infancia o delirios nauseabundos.
El tiempo se hace poco, las noches no más que una real y plena oscuridad, la misma que respira día a día.
Y no sabe qué decir, no sabe cómo romper, no sabe siquiera quién es.

Años de inexistencia consumen el aire y lo asfixian, perdido y desolado busca la calma, busca la calidez de su madre, busca y busca, pero no hay más camino que el conocido. ¿Habrá algún nuevo resplandor o al menos un mínimo respiro? Sin pensarlo, solo estira su mano, solo deja caer su cuerpo, solo y desnudo se recuesta, esperando que llegue el amanecer y pueda volver atrás.

19/11/12

Búsqueda

De tantas sombras fui forjando mi camino. Entre pieles suaves, porosas y provocadoras conocí mis anhelos  y descubrí lo que no deseaba. Embriagada una y mil veces entre aromas intensos me deje llevar por rumbos efímeros y desechables, nada importaba, nada era especial, solo sucedía, solo lo sentía.

Y la búsqueda se hizo eterna, se olvidó en la intimidad, entre sábanas, entre besos desapasionados y funcionales. Todo rutinario, todo estaba calculado, acciones, efectos, miradas, caricias y palabras. Era tan simple. Era mi gran juego, mi espacio, mi ritual en cada anochecer.

Atrapada en mis pasiones, ansio un nuevo amanecer, un nuevo sol cálido y natural, que haga brillar mi piel, que sin más logré parar esta búsqueda, que culmine con esta sed, que me lleve tan solo con la más mínima caricia. 

3/11/12

Paradigma


    De tanto andar, nos olvidamos de los detalles, las experiencias que nos marcaron. En la marcha, ignoramos los sucesos que nos iluminan y los que nos quitan el aire, inclusive los pasos que dimos los borramos sin más. Y es así, como deje de sentir. Es así como las emociones se fueron, la intensidad y claridad se esfumo. De tanto andar, se me olvido el camino; de tanto ver, no puedo observar lo más brillante; de tanto saber, soy una estúpida ignorante.

    La marcha se hizo eterna, y de ello ya ni la siento. Los días pasan, las emociones son una bolsa de pan añejo guardada para los demás, el vacío se llena cada día, se alimenta de mi indiferencia, de mi apatía,  de mi singular sonrisa blanca como la nada. 

    Y ahora? ahora me revuelco en una tormenta, de esas antiguas, de esas que me hacían sentir viva. Intensa como el mar, que se siente en el más profundo y húmedo lugar de mi cuerpo. Hará eco en mi compleja bóveda gris?, en mi inusual forma de sentir?, en mi extraña visión de mí?. 

    Cómo destruir esa extraña y densa capa que rodea mi ser, que no me deja sentir, cómo sacar afuera las infames y dulces melodías rectas que suenan en mis oídos. Si me inclino por lo correcto romperé el último vestigio de mi exquisita desfachatez, de la poca vergüenza,  de la sabrosa sensación de seguir lo excitante. Cómo saco este eterno letargo que cree en la búsqueda de mi camino, cómo diferencio entre lo normal y lo mejor...

     Lo único que sé, es que no me queda más que sacarme el pudor que he reunido, la vergüenza de la cual me he contagiado, la sensatez que no me lleva a ningún lado y simplemente ser, con todo lo enfermo, brillante y sucio que pueda tener en mi.


23/11/11

Enfermedad



    Llegaste letal, punzante y dolorosa, de forma abrupta y mordaz. Te negamos, te odiamos, te aceptamos pero aun sigues doliendo, sigues  hiriendo. Ya la vida se hizo tuya, nuestras vidas tomadas por tus manos quemantes, arrasaste con mis sueños, con mis suspiros, con la fe que me movía cada mañana.

    Me quitaste la inocencia, la dulzura de una madre que te cuida, la belleza de sentirse protegida, la calidez de un refugio propio y  duradero.

    Qué más quieres, qué más pretendes, te has llevado todo, cada gota de mi energía, cada día de su vida, cada esquema cotidiano, cada cena, cada atisbo de dignidad.

    No aceptas una tregua, no descansas, vuelves cada vez más gigante y monstruosa, más dolorosa y severa.


16/11/11

Una mirada


    Impacto de un suspiro añejo, de un recuerdo soñado mil y una veces. Cuánto imaginé este segundo, cuánto  pensé hacer, cuánto miedo y esperanza guardé.

    Paralizada y perpleja fije mis ojos en tu rostro y ya no te reconocía, no reconocía tu mirada, descifrarla, entenderla y cobijarla eran acciones del pasado que ya había olvidado.

     El dolor y  la tristeza ataron nuestras palabras, nuestros cuerpos y nuestros corazones, no fuimos capaces de expresar, no fuimos capaces de acercar, no pudimos alegrarnos, no pudimos contactarnos y solo hubo silencio, solo una mirada, solo una sensación atesorada de un ayer irrepetible.

    Y hoy comprendí que solo fue un momento de tantos, hoy no soy capaz de encontrar ni un atisbo de calor dentro de mí, hoy solo veo la enorme diferencia entre lo que fuimos ayer y lo que somos hoy, simples desconocidos.


16/10/11

Viejo rey


    Del encierro tortuoso a la expansión desorientada. Afuera ya nada es como antes, puedo observar colores similares, timbres igualmente vibrantes, pero ya nada es como antes. Pareciese el termino, pareciese el renacer, el salir, el latido más vivo y quemante.

    De la mano a paso firme, de pie y charlando, riendo o a veces callando, acompañada, con o sin ganas.      Todo es tan normal, tan real, tan liviano que me vuela la cabeza con sonidos superfluos, infinitos y quedo hastiada.

    El germen ya no crece, se mueve moribundo y desolado, se hace poco, con cada recuerdo aniquilado, borrado y reemplazado, pero insiste, pero penetra, pero se pega.

    Reemplazado, por unos u otros, por esperanzas furtivas y débiles, ya de los restos me hago una mezcla e intento tomarla para aplacar la realidad.

    Los días pasan, las sensaciones se alzan, pero ya no te puedo culpar, ya no alcanza para recordar.

20/8/11

A veces


    Sucede que me canso, pierdo aliento y deseo, sueños y motivaciones. Sucede que me abrumo, que arranco y solitaria me quedo. 

    Sucede que no  aguanto más, que las barreras de mi prisión me quitan aire y sonido. Sucede que ya no quiero más, que pretendo escapar y no regresar, olvidar y no recordar.


    Sucede que la vida pesa mucho cuando voy subiendo, cuando voy escalando, cuando sonrío y creo que todo cambiará. 

    Sucede que me da miedo sentir. 

6/8/11

Adiós censura.


Exhibición
Ardor
Insinuación descarada y potente
Nos quemaremos, tal cual como lo soñemos.

Nada será prohibido
Ni tus labios, ni tus gemidos
Ni mis lágrimas al morir
 Ni el roce de tu piel.
 
Te cogeré, te llevaré
De mi mano por mis pechos
Por mi espalda
Por mis fantasías
Las más escondidas,
Las más deshonestas. 

24/7/11

Más que un nombre


Inalienable a mi persona, en la esencia de mi significado.
Al mirar veo tu reflejo, en la polaridad de nuestro género.
Antagonismo nacido bajo los pasos de incorrectos movimientos.

Mas cuando avanzo y creo, temo. Cuan más alto voy, recuerdo
Siento y vibro. Huelo, escucho y extraño.
Y  las letras de mi nombre me expulsan y te veo.

28/10/10

Es la nada

Y quiero reposar ahí.
Sin humos, sin sonidos, sin recuerdos.
No hay dolor, no hay historia, no hay nada.

Es la nada que me atrae. Es lo fresco de su espontaneidad. Es la ausencia del todo.
Es la  negación  de cada día. Es la espera nula. Es la recompensa azarosa de horarios extensos.

No hay rostro, no hay caricia, no hay silencios, no hay seriedad, no hay drama.
Sólo abunda su humor.
Y eso es todo lo que espero.
 
(Para el más merme-raro ser...jaja)

21/10/10

Cuánto tiempo deberá pasar

Cuánto tiempo deberá pasar para que los colores vuelvan a brillar. Para que mis ojos destellen en el andar, para que mis sueños sean realidad. Cuánto tiempo deberá pasar y así poder apreciar otros olores, nuevos sabores y distintos recuerdos.
Cuánto, cuánto voy a esperar para volver a admirar, volver a besar, volver a desear.
Cuándo y cómo podré sanar.

8/9/10

Lo que perdí

      Las fiestas de día sábado, los cigarros dejados en no sé qué mesa que alguien cogió, un calcetín mientras colgaba ropa, un amor bueno y tres malos, años y años de vida queriendo a alguien que no quería que lo quisieran.

      Un billete de quinientos pesos que dejé en mi bolsillo roto de mi pantalón roto que no perdí pero que boté por viejo, al igual que algunos de mis recuerdos, que no sólo por viejo boté sino por tristes y amargos. Un aro rectangular con un “mono” egipcio, mi preferido. También perdí la vergüenza (y me di cuenta cuando mis amigas se sonrojaban en mi lugar cuando decía algo inapropiado), perdí a mi mascota Mandy, una perrita encantadora que me dejaba morderla cuando yo tenía 4 o 5 años (me daba nervios igual que mi sobrino cuando era guagua) y a un chico que me gustaba pero que nunca llamé por tímida.

      Recuerdo  que perdí el recuerdo de mi madre activa, trabajando o cocinándonos, pero gané muchos valiosos momentos mientras estuvo mal y gané a la vez a un padre preocupado y cercano. Mientras iba perdiendo luchas personales ganaba fuerzas. Mientras ellas (las amigas que nunca lo fueron) me quitaban alegrías, espacio y tranquilidad, yo ganaba carácter y tenacidad (y también gané a mejores personas mientras ellas me jodían).

       Me acuerdo también un día que perdí la fe, fue un día largo y oscuro, desolador. No sabía que pensar, no entendía nada. Me senté triste frente al espejo, me contemplé, sonreí y lloré, lloré y me sentí mejor, había encontrado en esa imagen lo que bastaba para volver a encontrar la fe.

18/8/10

Obnubilación


Creí. Me inspiré y confié. Reí y jugué a los tiempos buenos, a recordar, escuchar y soñar. Perdoné e inventé nuevos mundos que compartir, nuevas formas de mirarte. Cambié ilusiones por realidades, rencores por confianza.

Y me caí, y me sentí tonta, con rabia, con rabia.

Y la angustia se fue por fin con tus palabras, con tu perturbado andar.

6/8/10

Paranoia-ego-instrumental


Cuánto me das, qué querrás.
Mi libertad es la gran divinidad.


Te busco, me asusto, me resguardo,
Cuan no quiero dar un salto, no lo comparto,
Al igual que las cosas que estaré pensando.


Mis latidos estarán contenidos, no te permito nada,
No entrarás, no alardearás, tan sólo tomarás,
Lo que yo querré dar.

29/7/10

Brindemos

     Reír, hablar, tomar un vaso y alzarlo en un brindis por el momento que nos reúne, por la vida que nos deja disfrutar.
     Por el instante en que pensamos en nada, por la razón de estar ahí y dejar de estar en otro lugar.
     Por caminar despacio, marcando los pasos, mirando al frente.


     Por mi mente que inventa, por tu retórica que fluye, por el gusto de verte y reír con tus historias.
     Por mi relajo y tus ganas de impregnar el lugar con tu presencia, por tus metáforas y mis versos, porque cuando comparto un espacio contigo, soy como siempre quise ser.

28/7/10

Respuesta

 
      Presagio de tiempos violentos, instinto intrínsecamente humano, ganas de ayer, capricho insostenible o acuerdo celestial.
      Finalmente te encuentro, entre mucha desolación, entre aguas y olvidos, aislamiento y fe.


      Sé que estás, sé que eres y sonrío al viento, inundada de recuerdos, con tu sonrisa, con tu fuerza, con tu andar, tu típico andar.

24/7/10

Perfectas desconocidas

   
    Tú me prometiste que nunca me ibas a perder, yo mientras agradecía a la vida por tu compañía.

    Éramos todo, éramos grandes e incorruptibles, fuimos el mejor dúo, juntando fuerzas y sueños, alegrías y penas tan grandes y dolorosas, secretos tan secretos que ya ni siquiera recuerdo.

Nos juramos las más grandes lealtades.. éramos solo tú y yo, nosotras, éramos las mejores amigas.

23/7/10

El Par

Algunos serán imprescindibles.

Aquel fue redundante.

Escurridizos, inapropiados y fugaces,
sigo buscando, sigo deambulando.

Sigo encantada.

Sigo.